Sáb. Dic 3rd, 2022

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

El presidente de la patronal de las grandes constructoras Seopan, Julián Núñez, señaló este lunes que España tiene el compromiso ante la Comisión Europea de implantar el sistema de pago por uso en las autovías antes de julio de 2025 y recordó que es «vinculante y obligatorio».

Así se expresó Núñez en un evento sobre movilidad organizado por ‘El Español’ e ‘Invertia’, donde apuntó que las carreteras españolas requieren una inversión de 18.000 millones de euros y abogó por la implantación de los peajes ya que dicha cuantía no podrá proceder de los presupuestos del Estado.

«La carretera es el escenario central de la movilidad interurbana y España tiene la Obligación de implementar mecanismos de pago por uso», afirmó Núñez, quien explicó que ese es uno de los compromisos recogidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Residencia.

Por ello, se mostró convencido de que «es algo que ocurrirá en la próxima legislatura», ya que admitió que ahora no es el mejor momento para abordar este debate por la coyuntura económica y el proceso electoral previsto para el próximo año.

En cuanto a la necesidad de inversiones, indicó que la carretera tiene un déficit de inversión en mantenimiento de unos 2.300 millones de euros anuales para cumplir los criterios fijados por el Banco Mundial.

Otra gran carencia detectada por Seopan, que está elaborando un informe sobre estas necesidades de inversión es la adaptación de las vías actuales a las necesidades del vehículo eléctrico con la implantación de puntos de recarga, unos trabajos que estima en 3.766 millones de euros.

Para ello, Seopan ha pedido ya al Gobierno que articule un Perte con los fondos europeos para poder llevar a cabo este proceso de implantación de puntos de recarga cada 50 kilómetros en las vías de alta capacidad y en la red convencional, un proceso que se podría realizar en cuatro años.

Por otro lado, Seopan estima otra inversión de unos 1.400 millones para instalar conexiones a la red 5G en las carreteras, para permitir el despliegue del vehículo conectado, además de otras inversiones para descarbonización con la instalación de sumideros de CO2 o en medidas de eficiencia en la iluminación, a lo que se sumarían también actuaciones para reducir la siniestralidad vial.

Por último, en referencia a los peajes, señaló que en otros campos como los aeropuertos los usuarios pagan 2.000 millones por el uso de los aeropuertos, otros 2.000 millones por el uso de la red eléctrica o 650 millones por utilizar las vías ferroviarias.