Sáb. Dic 3rd, 2022

– Para cumplir el objetivo climático de limitar el calentamiento a 1,5 grados

MADRID/SHARM EL SHEIJ (EGIPTO), 16 (SERVIMEDIA)

Los artífices del Acuerdo de París, adoptado en la Cumbre del Clima de 2015 (COP21), han instado en una declaración conjunta a los líderes mundiales a asegurar un gran pacto para la naturaleza durante la Conferencia de la ONU sobre Biodiversidad (COP15), que se celebrará en Montreal (Canadá) el próximo mes de diciembre.

Esta petición se produce cuando la Cumbre del Clima de Sharm el Sheij (Egipto) dedica el día de este miércoles a la biodiversidad.

El Acuerdo de París incluye entre sus objetivos limitar el calentamiento global por debajo de los 1,5 grados con respecto a los niveles preindustriales.

Entre los arquitectos de ese Acuerdo están Laurent Fabius, presidente de la COP21; Manuel Pulgar-Vidal, presidente de la COP20; Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc); y Laurence Tubiana, embajadora de Cambio Climático de Francia y represente especial para la COP21.

Además, firma la declaración conjunta Nigel Topping, campeón climático de alto nivel en la Cumbre del Clima de Glasgow (Reino Unido), celebrada el año pasado y conocida como COP26.

Los firmantes apuntan que la falta de un acuerdo global ambicioso y transformador sobre la biodiversidad corre el riesgo de socavar la capacidad del planeta para cumplir los objetivos climáticos clave.

«No hay camino para limitar el calentamiento global a 1,5 grados si no se actúa para proteger y recuperar la naturaleza. Solo si tomamos medidas urgentes para detener y revertir la pérdida de naturaleza en esta década, al tiempo que seguimos intensificando los esfuerzos para descarbonizar rápidamente nuestras economías, podemos alcanzar la promesa del Acuerdo de París», apunta la declaración.

Los firmantes añaden: «Para ser claros: conseguir emisiones netas cero para 2050 solo es posible si también actuamos ahora para conseguir una sociedad positiva para la naturaleza».

Indican que la crisis climática y la de biodiversidad están interconectadas, y que «el cambio climático se está convirtiendo rápidamente en el principal impulsor de la pérdida de biodiversidad, mientras que nuestra destrucción acelerada de la naturaleza está socavando su capacidad para proporcionar servicios cruciales, incluida la mitigación y adaptación al cambio climático».

«Al igual que con el cambio climático, son las comunidades más vulnerables las que soportan los mayores impactos de la pérdida de biodiversidad, desde la pérdida de la seguridad alimentaria y los medios de vida hasta la disminución de la resiliencia climática. Las agendas del clima y la naturaleza están entrelazadas», sentencian.