Jue. Sep 28th, 2023

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Los Centros de Recepción, Atención y Derivación (Creade) puestos en marcha por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para la acogida de personas que huían de Ucrania a raíz de la invasión rusa seguirán en funcionamiento y ya atienden otras nacionalidades, según dijo este lunes el ministro del ramo, José Luis Escrivá, en el Creade de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Allí inauguró la presentación del informe del Banco Mundial ‘World Development Report 2023: Migrants Refugees and societies’, que analiza el impacto y la contribución de las personas migrantes y refugiadas en los países de acogida.

Según Escrivá, los Creade «están aquí para quedarse» y, de hecho, ya acogen migrantes de otros países. Indicó que casi 180.000 personas procedentes de Ucrania gestionaron su documentación para obtener la protección temporal en alguno de los cuatro Creade instalados en Pozuelo, Alicante, Barcelona y Málaga desde el inicio de la guerra.

De estas, 30.000 lo hicieron en el de Pozuelo de Alarcón, que en la actualidad acoge a 160 migrantes.

La mayoría son ucranianos, apuntó, pero hay ciudadanos de otros cinco países, como los 80 llegados de Afganistán en el último vuelo u otros procedentes de Venezuela, Perú y Azerbaiyán.

«Queremos que estos centros tengan una vida posterior al esfuerzo que se ha hecho con los ucranianos», y definió los Creade como «referentes internacionales en cuanto a tención integral para que las personas refugiadas reciban con dignidad toda la ayuda que necesitan».

En concreto, el Creade de Pozuelo atiende a personas en situación de especial vulnerabilidad, sobre todo por enfermedad o por haber sufrido traumas graves, para lo que se ha reforzado la atención médica y psicológica y la enseñanza del idioma.