Sáb. Dic 3rd, 2022

– Anuncia que las plantas de cogeneración se podrán beneficiar también del tope al gas

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afeó este martes al PP sus críticas a la excepción que permite a España y a Portugal poner tope al precio del gas utilizado para producir electricidad, medida que ha sido tachada como «el timo ibérico» por el partido presidido por Alberto Núñez Feijóo y que según La Moncloa ha permitido un ahorro de 2.000 millones de euros a los hogares y las empresas desde que entró en vigor el pasado 15 de junio.

Durante una comparecencia en el Pleno del Senado para medirse cara a cara con el líder de la oposición y confrontar sus propuestas a las del PP, Sánchez señaló que dicha medida permite un ahorro medio en la factura eléctrica del 15%.

«Sin excepción ibérica hoy los hogares, las empresas y las industrias estarían pagando 2.000 millones de euros más», destacó el presidente, quien pidió al PP que «dejen de hacer el ridículo y no llamen timo ibérico a lo que es una gran defensa de las clases medias y trabajadoras».

Además, valoró el impacto de la excepción ibérica en los mercados de futuros de la electricidad. Así señaló que la previsión en España es de 237 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 743 euros de Alemania o los 1.253 euros de Francia.

Por otro lado, anunció que el Gobierno permitirá una excepción para que los productores de electricidad a partir de cogeneración puedan beneficiarse también del tope al gas al estar cubiertas de forma temporal por el mecanismo ibérico, una medida solicitada por el PP como la rebaja del IVA del gas al 5%.

«Es una medida excepcional para tiempos excepcionales», apuntó Sánchez, quien señaló que esta actuación solicitada por la propia industria beneficiará a empresas que representan el 20% del PIB industrial de sectores como la cerámica, el textil, el ladrillo, la química o el papel, que son claves en muchos territorios.

La cogeneración utiliza el calor de los procesos industriales para producir electricidad. Sólo produce electricidad a partir de ese calor útil. Históricamente, la cogeneración produce el 10% de la electricidad del país. Ahora, cobra una retribución regulada que otorga una rentabilidad del 7,4%, que ascendió a 665 millones en 2021.

El incremento de los costes del gas ha obligado a parar a muchas instalaciones; en la actualidad, la producción eléctrica de la cogeneración es un 60% más baja de lo normal.

Para dar solución a este problema, el Gobierno está tramitando una orden ministerial para incrementar su retribución regulada en más de 1.000 millones. Acaba de cerrarse el período de audiencia pública para que la orden reciba alegaciones.

Por otro lado, atendiendo a la existencia de este régimen regulado, hasta ahora la cogeneración no percibe el ajuste que cobran las centrales de gas con la aplicación del Mecanismo Ibérico; sólo reciben el precio de casación del mercado mayorista de la electricidad tras aplicar el mecanismo, mucho más bajo.

En este sentido, el Gobierno va a modificar la regulación del régimen retributivo de la cogeneración, permitiendo que las instalaciones que así lo deseen renuncien a él temporalmente, de modo que puedan percibir el ajuste del mecanismo ibérico, como las centrales convencionales de gas.

Según fuentes del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, esta medida no modifica la regulación del mecanismo ibérico pactado con la Comisión Europea y puede aumentar el ahorro de gas del país, en un momento en que esto es prioritario para cumplir los objetivos europeos.

Una central de cogeneración produce calor y electricidad a la vez de un modo más eficiente que si se genera calor por un lado y electricidad por otro, obteniendo un ahorro que ronda el 10%.

Por lo tanto, la vuelta a la operación de las centrales de cogeneración paradas podría aportar un ahorro que puede alcanzar el 1,2% de la demanda diaria de gas en el mejor escenario.

La cogeneración viene demandando la posibilidad de percibir el ajuste del gas del Mecanismo Ibérico y la vicepresidenta Ribera les anticipó que se iba a aplicar la medida en la reunión que mantuvo con las asociaciones sectoriales el pasado viernes, 2 de septiembre.