Mar. Feb 27th, 2024

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

La organización ambiental SEO/BirdLife denunció este miércoles la «gravedad» de la oleada de casi 40 incendios que asolan las montañas de Asturias y reclamó que los causantes «no queden impunes».

Según SEO/BirdLife, esos fuegos causan «graves daños en el patrimonio natural y en la biodiversidad» y suponen «un riesgo para las vidas del personal involucrado en las labores de extinción debido a la escasez de medios».

Subrayó que el fuego afecta también a espacios protegidos de la Red Natura 2000 y su impacto en la vida silvestre es aún más grave por «coincidir justo con el inicio del periodo de cría de numerosas especies».

No en vano, las llamas destruyen los lugares de reproducción de algunas especies de aves y, aunque estas puedan escapar del fuego, el impacto es «muy grave», según SEO/BirdLife, ya que no solo se calcinan los lugares de nidificación, sino que los ejemplares adultos se quedan sin lugares para realizar un nuevo intento de cría y sin zonas de refugio o alimentación.

Por otra parte, muchas especies de insectos o de vertebrados con movilidad reducida o de movimientos lentos, como anfibios o reptiles, y que se encuentran en plena actividad, también sucumben a las llamas, así como especies de invertebrados polinizadores, como abejas, escarabajos o mariposas.

También algunas zonas oseras de la cordillera están siendo castigadas por las llamas, en una época que empieza a ser crítica para los osos, justo saliendo de la hibernación, con presencia de crías y con grandes requerimientos de alimentación.

«Los incendios recurrentes producidos durante esta primavera temprana en estos ecosistemas suponen un grave desastre medioambiental y ponen en riesgo las vidas del personal que está trabajando en las labores de extinción», denunció Nicolás López, delegado de SEO/BirdLife en Asturias.

Quizás también te interese:  Sanidad admite a trámite el recurso de los médicos a la guía para la indicación, uso y autorización de dispensación de fármacos

López añadió al respecto: «En esta época tan crítica para la reproducción de muchas especies es cuando los incendios son más dañinos, provocando graves consecuencias en los ecosistemas, no solo por la acción directa del fuego sino porque se eliminan las futuras generaciones de muchas especies y afecta de forma negativa a muchos hábitats».

EROSIÓN Y CALIDAD DEL AIRE

Otra de las consecuencias negativas de estos incendios es la fuerte erosión que afecta a los terrenos con cierta pendiente tras quedarse sin vegetación y el empobreciendo de los suelos. Cuando lleguen las lluvias, los materiales arrastrados en los días sucesivos a los incendios acabarán depositados en los ríos, lo que provoca consecuencias en las poblaciones de salmónidos y en el resto de la fauna de los ríos y arroyos.

«Las cenizas y restos quemados provocan una grave alteración de los caudales y una pérdida de la calidad del agua, con un aumento de las concentraciones de sedimentos aportados, un aumento de la turbidez (y por lo tanto falta de entrada de luz), y un incremento de las concentraciones de nutrientes disueltos como nitrógeno y fósforo. En algunos casos, este conjunto de sucesos podría provocar un fenómeno denominado eutrofización, que acaba con la vida de muchos peces e invertebrados», advirtió López.

SEO/BirdLife añadió, además, que los incendios empeoran la calidad del aire en muchos municipios y agravan las consecuencias del cambio climático por los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera.