Sáb. Dic 3rd, 2022

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Unos 13.000 refugiados de Ucrania en España están en estos momentos afiliados a la Seguridad Social y en alta laboral, y uno de cada cinco ucranianos que recibieron Protección Temporal desde el inicio de la guerra ha tenido algún empleo en nuestro país.

Así lo afirmó este jueves el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la reunión informal de los ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (Epsco) de la Unión Europea celebrada en Praga (República Checa).

El encuentro estuvo dedicado a la integración de los refugiados ucranianos en el mercado laboral de los países miembros, especialmente de las mujeres, que son mayoría entre las personas forzadas a salir de Ucrania.

Durante su intervención, Escrivá destacó que España es el quinto país de la UE que ha concedido más Protecciones Temporales a ucranianos, con un total de 146.000.

También enfatizado la importancia del papel de los Centros de Recepción, Atención y Derivación (Creade) puestos en marcha desde el comienzo de la crisis en Pozuelo de Alarcón, Barcelona, Málaga y Alicante, en los que se ha atendido a más de 110.000 personas y documentado a 78.000.

«Estos centros han tenido un papel relevante en la incorporación social y laboral de los desplazados ucranianos, mediante la provisión de información y a través de la presencia en ellos de distintas instituciones, entre ellas la fundación de la patronal», explicó.

El foco en la escolarización de los menores ucranianos ha sido otro elemento fundamental para propiciar una rápida integración social de los acogidos.

Según el ministro, uno de cada siete desplazados ucranianos que trabajan lo hacen en sectores de alta cualificación, «en profesiones, entre otras, de los sectores sanitario, educativo, científico y artístico». Ocho de cada 10 de los empleados en esos sectores cualificados son mujeres, agregó.

Según las encuestas realizadas a los propios afectados, la lengua continúa siendo una de las principales barreras que los desplazados identifican para su incorporación al mercado de trabajo.

Por ello, Escrivá puso el acento en que se seguirán adoptando medidas para facilitar más su integración laboral, con más cursos de idiomas y avanzando en la homologación de títulos junto con los ministerios de Universidades y Educación. Además, el ministro abogó por ampliar las actuaciones de integración laboral con una visión integral de todo el fenómeno migratorio y de peticionarios de asilo.