Jue. Feb 2nd, 2023

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias informó este viernes que ha iniciado la fumigación de trece viviendas cercanas al domicilio en el que el pasado miércoles se detectó ejemplares del mosquito Aedes aegypti, que puede ser portador del virus del dengue y de la fiebre amarilla, así como de otras enfermedades, como la chikunguña, la fiebre de Zika y el virus Mayaro

Las tareas se han iniciado a primera hora de hoy actuando sobre viviendas, trasteros, patios y resto de zonas comunes. Las labores de desinsectación han requerido que las personas afectadas permanezcan fuera de sus domicilios durante doce horas.

Estos trabajos se realizan tras las labores de inspección realizadas ayer en las viviendas y otras zonas para identificación de los puntos de riesgo cercanos al domicilio donde se localizaron los ejemplares. Como marca el protocolo, se perimetró la zona para la realización de las labores de inspección y localización de posibles criaderos y se había identificado una planta en la vivienda como posible criadero por lo que se está realizando la trazabilidad del producto que había sido adquirido recientemente.

El Aedes aegypti es un mosquito de color negro con rayas, más pequeño que los habituales en Canarias, que aparece más en ambientes urbanos y se ha adaptado a reproducirse en pequeños puntos de agua generados por el hombre.

«Es importante señalar que no se ha notificado picaduras y que la presencia del mosquito no supone que se produzca transmisión de enfermedades como el dengue, el zika, la fiebre amarilla o el chicungunya, ya que éstas no están presentes en nuestro territorio, salvo casos esporádicos importados», señaló la Consejería de Sanidad.

El Aedes aegypti suele picar durante el día y no por la noche y su picadura genera una fuerte reacción inflamatoria que va acompañada de un gran escozor. Se mueven cerca del suelo ágilmente y no produce ningún zumbido. Las hembras del mosquito son las que pican, ya que necesitan alimentarse de sangre para reproducirse. También necesitan agua (puntos de cría) para completar su desarrollo. En el agua depositan sus huevos, de los que emergerán las larvas que luego se transformarán en pupas (ambas acuáticas) y que finalmente se convertirán en mosquitos.