Jue. May 26th, 2022

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

Ciudadanos registró este lunes en el Congreso de los Diputados una iniciativa por la que, en caso de ser aprobada, la Cámara instaría al Gobierno a «resarcir el buen nombre de los servicios de Inteligencia de la democracia española y de los servidores públicos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) mediante una disculpa con los mismos», tras haberles culpado sin pruebas del espionaje a los independentistas.

En concreto, según el texto registrado, la disculpa se debería a que los servicios de inteligencia, «no existiendo pruebas ni indicios de irregularidad alguna sobre su conducta, se han visto sometidos a una campaña de acoso y derribo por parte del nacionalismo a la que el propio Gobierno ha dado crédito».

La exposición de motivos parte de la rueda de prensa en la que esta mañana el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, reveló que también se ha espiado con el programa Pegasus al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles. Según Cs, «estas informaciones no pueden interpretarse al margen de la campaña orquestada por las formaciones políticas independentistas que no ha buscado, desde su inicio, otra cosa que la deslegitimación de los servicios de Inteligencia de la democracia española».

Habría sido, tal y como la describen, una campaña «basada en lanzar acusaciones sin pruebas ni indicios judiciales contra servidores públicos españoles, a quienes atribuyen conductas ilegales e ilícitas de espionaje» y «el Gobierno de España, lejos de cerrar filas con la honorabilidad de los servicios de Inteligencia democráticos, abrió un control interno en el propio CNI».

«Si, como esgrime el propio Bolaños, hacía tiempo que el Gobierno sospechaba de estas ‘intrusiones'», razona la pnl, «¿por qué sabiéndolo decidieron humillar al CNI y a sus trabajadores forzando una investigación interna, llevando su labor al Defensor del Pueblo presumiendo actividad ilícita y dando la razón al nacionalismo que acusa sin pruebas? Si, como ha manifestado el Gobierno, han puesto los hechos en conocimiento de la Justicia, ¿por qué no recomendaron lo propio a los líderes separatista que denunciaban lo mismo y en su lugar decidieron darles credibilidad a costa del buen nombre del CNI?».

«Más aún sabiendo como ya sabía el Gobierno de estas intrusiones que vienen a desmontar el mantra del separatismo de un espionaje por motivos ideológicos urdido y perpetrado por el Gobierno de España», incidió Ciudadanos.

Para concluir, en la exposición de motivos de su iniciativa, sentenciando que «acusar a los servidores públicos españoles de actuar contra la legalidad es un hecho gravísimo y la circunstancia de que el Gobierno de España haya legitimado esas acusaciones aún conociendo la falsedad de las mismas, requiere una disculpa por parte del Ejecutivo».

Paralelamente, el portavoz adjunto del grupo parlamentario, Edmundo Bal, registró una serie de preguntas escritas para su respuestas por el mismo medio. Por ejemplo, si los móviles de Sánchez y Robles son como los que «cualquier ciudadano puede comprar en cualquier comercio» y si los suyos no tienen instalado «ningún sistema de alerta seguridad que le avise de la peligrosidad de enlaces o descargas a los que accede».

También quiere saber si se conectan a «redes que no están controladas por los sistemas de seguridad de la Moncloa», si «no hay un sistema de análisis de seguridad más frecuente, que desde junio del 2021 hubiese podido detectar las incursiones», si el presidente o la ministra acceden a «vídeos, enlaces y demás a través de su móvil oficial» y «cuál fue la vía de descarga de Pegasus en el móvil», si «ataque directo o ingeniería social».