Sáb. Dic 3rd, 2022

El Consejo de Ministros aprobó este martes la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 1.000 euros por 14 pagas con efecto retroactivo desde el 1 de enero, una medida que cuenta con el apoyo de los sindicatos y el rechazo de la patronal.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, afirmó que el Gobierno “da marcha atrás a la precariedad y los bajos salarios” y que el objetivo es “ser más europeos” en retribución de trabajadores.

“Somos el Gobierno de la igualdad”, proclamó Díaz, quien resaltó que subir el SMI es la mejor herramienta para luchar contra la pobreza entre las personas que trabajan y reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres, ya que Díaz explicó que la subida de este indicador beneficia sobre todo a mujeres.

Además, la vicepresidenta segunda negó que subir el SMI “destruya empleo”, como afirman algunas previsiones “acientíficas”. Hizo extensiva esta declaración también a los ámbitos más afectados por este instrumento, como la agricultura, las empleadas de hogar y los autónomos.

Díaz incidió asimismo en que, frente al “griterío” y los “criterios acientíficos”, el Gobierno sigue trabajando para mejorar la vida de la gente. En su intervención, mantuvo el compromiso del Gobierno de que el SMI alcance el 60% del salario medio en España antes del final de la legislatura, en línea con lo establecido en la Carta Social Europea y en el acuerdo de Gobierno.

CUANTÍA

El SMI queda, en virtud de esta norma, fijado en 1.000 euros mensuales distribuidos en catorce pagas que implica una retribución salarial de 33,33 euros al día con carácter general.

Los trabajadores eventuales y temporeras cuyos servicios no superen los 120 días en la misma empresa, percibirán un mínimo de 47,36 euros por jornada legal. Igualmente, los empleados de hogar deberán percibir un mínimo de 7,82 euros brutos por cada hora efectivamente trabajada.

Por otra parte, Trabajo recuerda que la subida sigue el dictamen de la Comisión para el Análisis de la Subida del SMI formada por personas expertas que elaboró y aprobó por unanimidad un informe la senda del crecimiento del SMI para alcanzar el 60% del salario medio antes de que concluya la legislatura.

DESCUELGUE DE LA PATRONAL

El acuerdo entre Trabajo y los sindicatos se rubricó el 9 de febrero, tras dos reuniones entre el departamento dirigido por Yolanda Díaz y los agentes sociales. Aunque la patronal participó en ambos encuentros, no apoyó la decisión, tras advertir de que afecta a sectores que siguen “muy tocados” por la situación económica actual tras la pandemia.

Tanto Yolanda Díaz como los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, insistieron en el acto en el que se escenificó el acuerdo para elevar el SMI en que este indicador debe alcanzar el 60% del salario medio en España antes de que termine la legislatura actual. Para los sindicatos, eso supone que, en 2023, el SMI se incremente por encima de los 1.060 euros por 14 pagas.

El Gobierno prorrogó el SMI en el último Consejo de Ministros de 2021 a la espera de que concluyera el proceso de aprobación de la reforma laboral y para dar un “respiro” a los agentes sociales tras los nueve meses de negociaciones para modificar la legislación laboral.

Así, el SMI se encuentra fijado en la actualidad en los 965 euros por 14 pagas, después de que el pasado mes de septiembre se elevara en 15 euros. Ya entonces la CEOE no suscribió tampoco este alza, al considerar que no era el “momento” por la situación en la que se encontraban las empresas y porque podría perjudicar la creación de empleo.

Antes de la pandemia, en enero de 2020, la patronal sí acordó con sindicatos y Gobierno un incremento de este indicador, cuando pasó de 900 a 950 euros mensuales.

(SERVIMEDIA)