Jue. May 26th, 2022

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

El Gobierno de España remitió este viernes a la Comisión Europea el Programa de Estabilidad 2022-2025 y el Programa Nacional de Reformas 2022, actualizados por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

Según recordó el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, este envío se efectúa en cumplimiento de la obligación de todos los Estados miembros de presentar cada año en el mes de abril ante la Comisión Europea sus Programas Nacionales de Reformas y sus Programas de Estabilidad, en el marco del Semestre Europeo para la coordinación de las políticas económicas.

En ambos documentos, el Gobierno explica «las medidas de política económica adoptadas para paliar el impacto de la guerra de Rusia en Ucrania, destinadas a compensar a los ciudadanos por el incremento del precio de la energía y los carburantes y proteger a los colectivos más vulnerables y a los sectores más afectados».

También indica en ellos los efectos de las inversiones y reformas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como el escenario macroeconómico y fiscal para el periodo 2022-2025, avalado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

PREVISIONES MACROECONÓMICAS

El Programa de Estabilidad incluye el escenario macroeconómico previsto para el periodo 2022-2025, presentado este mismo viernes por la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

Durante la rueda de prensa de presentación de las previsiones macroeconómicas, la vicepresidenta señaló que «en el contexto actual de elevada incertidumbre por la situación geopolítica internacional y la fuerte subida de los precios de la energía, el escenario macroeconómico y fiscal está marcado por el principio de máxima prudencia».

Así, el Gobierno prevé un crecimiento del 4,3% en 2022, frente al 7% previsto anteriormente, así como un 3,5% para 2023; un 2,4% en 2024 y un 1,8% para 2025, de manera que estima que el PIB alcanzará el nivel previo a la pandemia de covid-19 en el primer semestre de 2023.

DÉFICIT Y DEUDA

El menor crecimiento de PIB previsto en el cuadro macro, no tendrá, sin embargo, un impacto en las cuentas públicas, ya que el Ejecutivo mantiene su previsión de déficit del 5% para 2022, la misma que estimaba anteriormente, para bajar al 3,5% en 2023, 2,4% en 2024 y 1,8% para 2025.

En cuanto a la deuda pública, el Gobierno estima que cierre 2022 en el 115,2%, una décima más respecto a la anterior estimación, y que baje al 112,4% en 2023, 110,9% en 2024 y 109,7% en 2025.

En lo que se refiere al empleo, el Gobierno estima un crecimiento del 3%, haciendo caer la tasa de paro al 12,8%, dos puntos menos respecto al 14,8% de 2021, para bajar al 11,7% en 2023, 10,6% en 2024 y 9,6% en 2025.

Sobre la inflación, la vicepresidenta apuntó que «ya hemos dejado atrás el pico», tras el 9,8% de marzo y el 8,4% de abril, y que la estimación es que en la segunda mitad del año ésta se vaya reduciendo para ya en 2023 situarse en el entorno del 2%.