Jue. May 23rd, 2024

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Un total de 500 personas perdieron la vida en las carreteras españolas durante el primer semestre de este año, lo que supone la cuarta cifra más baja desde que la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzara a recopilar datos de siniestralidad vial.

Los datos de la DGT, recogidos por Servimedia y contabilizados a un máximo de 24 horas tras los siniestros, indican que el primer semestre de 2020 fue el que sumó menos víctimas mortales en carretera, con 343. A ello contribuyó decisivamente el primer estado de alarma por la pandemia de la covid-19, que obligó a la mayoría de la población a confinarse en sus casas.

Por detrás se sitúan el primer semestre de 2021 (461 personas fallecidas), aún con limitaciones de movilidad para muchos ciudadanos, y el de 2019 (493).

JUNIO

Por otro lado, en junio se registraron 78 siniestros mortales en las carreteras españolas y los cuales fallecieron 87 personas, 9 menos que en ese mismo mes del año pasado y en un contexto en el que hubo 37,8 millones de movimientos de largo recorrido, un 1,2% más respecto a junio de 2022.

El mes pasado murieron 23 personas en autopista o autovía (seis menos que en junio de 2022) y 64 en carreteras convencionales (tres menos).

Las salidas de vía -es decir, con la única implicación del vehículo accidentado- siguieron siendo el tipo de siniestro con más víctimas mortales, pues 33 personas perdieron la vida durante junio.

El mes pasado hubo 20 víctimas mortales por colisiones laterales o frontolaterales (12 más), así como 15 por colisiones frontales (8 menos) y 10 por colisiones traseras (una menos).

Quizás también te interese:  Patrimonio Nacional reabrirá mañana el Cuarto Real Alto del Alcázar de Sevilla tras incorporar 18 nuevas obras

Además, se registraron 30 personas fallecidas consideradas vulnerables (peatones, ciclistas o motoristas), la misma cifra que en junio de 2022.

Doce de los fallecidos no hacían uso del correspondiente sistema de seguridad en el momento del siniestro: nueve conductores de coche, uno de furgoneta y uno de camión de más de 3.500 kilos no llevaban puesto el cinturón de seguridad, así como un motorista no llevaba casco.

Por comunidades autónomas, Madrid fue la que experimentó un mayor incremento de la siniestralidad (cinco víctimas mortales más que en junio de 2022), mientras que Andalucía y Cataluña resultaron ser las que más la redujeron (seis menos).

El día con más víctimas mortales fue el domingo 11 de junio, con 10 fallecidos. Por contra, hubo un día sin víctimas mortales: el lunes 5 de junio.