Jue. May 26th, 2022

Perseverance, esa ha sido la palabra elegida por el Diccionario Cambridge para el pasado 2021. Una palabra cuya entrada fue buscada más de 240.000 veces según su propio registro y que viene muy al caso si se aplica, sobre todo, para los hablantes de otros idiomas que estudian la lengua de Shakespeare. Mucho tuvo que ver también el aterrizaje en Marte, pero lo cierto es que es una palabra que define el año, con la pandemia y el esfuerzo a todos los niveles.

La perseverancia es clave para aprender un idioma no materno. La necesidad de esfuerzo, constancia y, sobre todo, planificación a largo plazo son claves para hacerse con el manejo de una lengua extranjera.

Cambridge, como referente universitario y, cómo no, como aval en las certificaciones de nivel gracias a sus distintos exámenes oficiales, siempre ha apostado por ofrecer una serie de recursos para el aprendizaje del inglés que son utilizados por los centros de preparación, colegios, escuelas oficiales y alumnos.

Da igual presentarse a los exámenes oficiales de inglés en Barcelona, Madrid, París o Berlín, la exigencia de un PET, KET, First, Advanced o Proficiency es la misma en cualquier rincón del mundo. De hecho, es por ello por lo que sirve realmente, porque avala a nivel internacional el idioma al ser reconocido por la comunidad educativa, por la laboral y cómo no, por la académica.

«Es importante seguir potenciando el idioma en nuestros niños y, cómo no, certificarlo no solo en ellos sino en adultos. Se dice que a partir de 2025, cuando se volverán a evaluar los sistemas educativos del mundo a través del informe PISA, la evaluación del idioma va a suponer la constatación de las diferencias entre unos planes educativos y otros a nivel internacional potenciando la segunda lengua. Será también Cambridge la encargada de evaluarlo» explican desde Anywhere.

Pero no todos los exámenes oficiales pasan por la Universidad Británica sino que es el propio British Council – aunque de nuevo apoyado por el aval Cambridge – el que potencia el IELTS, TOEIC o TOFEL, opción para muchos al tener más convocatorias a lo largo del año y, sobre todo, ser algo más económicos que los emitidos por la Universidad.

Sea cual sea la propuesta y decisión, lo que está claro es que atrás quedó el decir en un currículum o entrevista que el nivel de inglés es medio o alto sin certificación que lo avale ya que, hoy en día, basta con poner perseverancia y contar con una buena academia para sacar el examen elegido.