Jue. Feb 2nd, 2023

– Registra así la segunda mayor emisión y demanda de la historia

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El Tesoro Público, organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, emitió este miércoles un bono sindicado a 10 años por un importe de 13.000 millones de euros, para el que ha recibido una demanda que alcanza los 87.000 millones de euros.

Estos han sido los resultados de la tradicional colocación de deuda a 10 años que la institución dirigida por Carlos Cuerpo realiza a principios de año. En esta ocasión, Barclays, BBVA, Citi, Crédit Agricole, JP Morgan y Santander fueron las entidades contratadas para llevar a cabo la emisión, que vencerá en abril de 2033.

El importe de demanda registrado es el segundo más alto de la historia del Tesoro, así como la cantidad emitida. Según explicaron fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos, estas cifras ponen «de manifiesto el muy buen acceso a los mercados de capitales y la confianza de los inversores internacionales en la economía española».

Asimismo, desde la cartera dirigida por Nadia Calviño detallaron que se ha registrado «una elevada de demanda» por parte de los inversores internacionales que ha alcanzado la parte «más alta» del rango objetivo. También se congratularon de la «buena calidad» de las órdenes.

Concretamente, destacan la calidad y diversidad en la asignación de esta nueva Obligación del Estado. Así, los inversores no residentes han alcanzado una participación del 89,8% en la operación, entre los porcentajes más altos que se han obtenido en emisiones previas. Destacan el Reino Unido e Irlanda con un 26,7%, Francia e Italia con un 11,8%, Alemania, Austria y Suiza, con un 11,2% y Estados Unidos y Canadá, con un 10,4%. El resto de los inversores europeos han representado el 17,9% de la asignación. Por su parte, los países escandinavos han participado en un 6,4% de la transacción, Asia en un 3,5% y Oriente Medio en un 1,8%.

La demanda ha estado repartida entre 408 cuentas inversoras, muy diversificadas tanto desde el punto de vista geográfico como por tipología de inversor. Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las gestoras de fondos con un 36,9%, seguidas de las tesorerías bancarias, con un 26,9%, los bancos centrales e instituciones oficiales, con un 13%, y las aseguradoras y fondos de pensiones, con un 12,1%. El resto de las empresas de servicios bancarios han participado con un 5,8%, los fondos apalancados con un 3,6%, y otros inversores han representado un 1,7%.

El bono emitido hoy vence el 30 de abril de 2033 y tiene un cupón del 3,15%. La rentabilidad se ha situado en 3,17%, equivalente a 10 puntos básicos por encima de la actual referencia a 10 años, con vencimiento más corto en octubre de 2032.

Con esta sindicación el Tesoro ya lleva emitidos 32.000 millones de euros en apenas un mes, el 14,1% de su programa de financiación a medio y largo plazo para 2023. La vida media de la deuda del Estado en circulación alcanza los 7,95 años y el coste medio de la cartera de valores del Tesoro se sitúa en 1,728%.

Estas emisiones de deuda sindicada se realizan al margen del calendario de subastas ordinarias que, para 2023 y enero de 2024, contempla 48 emisiones de Letras, Bonos y Obligaciones del Estado.

Además, es relevante destacar que esta colocación se produce a apenas una semana de que se produzca la próxima reunión del Banco Central Europeo (BCE), una cumbre en la que podría repetir los últimos movimientos y aprobar una nueva subida de los tipos de interés.

Con esta emisión, el Tesoro sigue avanzando en el programa de deuda pública de 2023, que contempla una emisión bruta de 256.846 millones de euros, lo que supondrá un 8,2% más en comparación con los 237.498 millones de emisión bruta de 2022.

En cuanto a la deuda neta, el organismo espera reducir su emisión en 5.000 millones de euros, hasta los 70.000 millones. Por tipo de instrumento, prevé que las Letras aporten financiación neta «negativa» por 5.000 millones, por lo que los Bonos y Obligaciones del Estado, junto con el resto de las deudas en euros y en divisas, financiarían un total de 75.000 millones.