Dom. Abr 14th, 2024

Según los datos de la OMS, desde 1975 la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo. Por otro lado, según sus estimaciones más recientes, más de 650 millones de adultos de 18 o más años tenían obesidad, lo que se correspondía con el 13% de la población mundial dentro de ese rango de edad. Una cifra que no ha parado de crecer en los últimos años y que también se refleja en los más pequeños.

Según los últimos estudios, en España se ha duplicado en las últimas dos décadas el número de personas con sobrepeso y ya son muchas las voces que se alzan para tratar la obesidad como una enfermedad y no como un problema estético derivado de la voluntad o falta de ella de los pacientes.

Quienes sufren esta patología tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, gastrointestinales, diabetes y problemas respiratorios, pero también psicológicos.

Las causas de la obesidad y prevención desde la nutrigenética

La obesidad es una enfermedad multifactorial.

Desequilibrios energéticos, es decir, que la cantidad de calorías no se relaciona directamente con las que el cuerpo necesita y utiliza, problemas de hipotiroidismo, desequilibrios hormonales… suelen ser los primeros indicadores a revisar.

Pero también hay una relación entre la genética y la obesidad. De ahí que sea la prevención una de las primeras fórmulas a tener en cuenta.

Esta prevención pasa por lo que se conoce de sobra: ingesta de productos alimentarios frescos y de calidad, eliminación de ultraprocesados y hábitos deportivos.

Sin embargo, en algunas ocasiones esto no es suficiente y hay que apelar a la nutrigenética, una disciplina que estudia la nutrición en función de cada genotipo, para ser conscientes de las particularidades de cada paciente.

Quizás también te interese:  La búsqueda activa de pacientes, la asistencia cercana y el tratamiento precoz, claves para eliminar la hepatitis C en España

Con el  test nutrigenético de 24Genetics es posible estudiar, para cada persona, la predisposición a perder peso, la mayor o menor efectividad de diversos tipos de dieta y otros factores relacionados con la alimentación, como las tendencias a la ingesta emocional, al picoteo o al consumo de dulces, entre otros muchos datos. 

Esto es posible gracias al análisis de mutaciones en determinados genes que se relacionan con las características de cada enfermedad. Una mutación o variante en el análisis del ADN permite inferir la predisposición a tener esa patología.

También el análisis comparativo de los marcadores de ADN del genoma (metodología GWAS) de personas con una enfermedad y personas que no la tienen arroja conclusiones relevantes.

“Nuestro algoritmo se ha diseñado íntegramente, con base en el análisis de miles de estudios validados y reconocidos por la comunidad científica internacional (papers), y se aplica a los datos genéticos obtenidos de la secuenciación de la muestra de saliva que contiene el ADN de una persona, cuyo resultado final es el informe genético con las predisposiciones individuales” explican desde 24Genetics.

Además, el deporte es el otro factor fundamental para prevenir y combatir la obesidad

Para poder sacar todo el partido a los entrenamientos, es necesario planificarlos con inteligencia, desde el conocimiento de nuestras capacidades y limitaciones. El test deportivo de 24Genetics aporta información sobre los perfiles cardiovascular, metabólico y muscular o el riesgo a sufrir lesiones. Esta información, junto con el asesoramiento de un profesional, te puede ayudar a definir una rutina deportiva óptima.