Jue. Feb 2nd, 2023

El vicepresidente de la Comisión Europea y Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, afirmó este martes que, «si los europeos quieren subsistir», deben avanzar en la unidad y dotarse de capacidades militares.

Así lo señaló el Alto Representante en la exposición de la XVII Lección conmemorativa titulada ‘Cómo la guerra en Ucrania ha cambiado Europa’ que dictó en el auditorio de la Fundación Carlos de Amberes. Borrell fue recibido por Javier Solana, presentado por ex primer ministro de Italia, Enrico Letta, e introducido en la cuestión por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares.

Josep Borrell aseveró que la agresión rusa contra Ucrania «está cambiando Europa, nos está despertando, y en Bruselas está de moda decir que este es el despertar geopolítico de Europa y ciertamente de alguna manera lo es».

El Alto Representante recordó que el proyecto inicial de la UE «era un proyecto de paz entre los europeos y ciertamente esto lo hemos conseguido, pero para conseguirlo dejamos de lado la tentación del poder y utilizamos el comercio y el Derecho como nuestra armas», y añadió que los mandatarios de la Unión Europea se presentaron «ante el resto del mundo como los defensores de los derechos humanos, el orden internacional basado en reglas y el dulce comercio como dicen los franceses».

«Lo que está ocurriendo ahora es la toma de conciencia de que eso no basta», señaló Borrell, ya que, en su opinión, «vivimos cada vez más en un mundo donde la fuerza y las relaciones de fuerza tiene una importancia mayor» y «no basta con la relación comercial y con la prédica de los derechos humanos y el orden basado en reglas».

«Si queremos subsistir, y digo bien subsistir, tenemos que ser algo más, tenemos que avanzar mucho más en nuestra unidad y tenemos que dotarnos de medios para hacer frente a esas amenazas», consideró el Alto Representante, que agregó que «entre esos medios están también ciertamente, y lo digo sin ninguna clase de complejo, las capacidades militares».

EJÉRCITO EUROPEO

«Europa no tiene un ejército en Bruselas, tengo un montón de asesores militares, pero no tengo un ejército». Los ejércitos los tienen los Estados miembros «y son ellos y ellos solos los que los pueden movilizar, pero esos Estados miembros de la Unión Europea desde que se acabó la Guerra Fría empezaron a desarmarse y cobramos los dividendos de la paz, que nos venían de la mano de un menor gasto militar, porque teníamos el paraguas protector de Estados Unidos».

También, añadió Borrell, «por unas relaciones con Rusia que nos permitían tener una energía barata y supuestamente fiable, y además abrimos el comercio y la inversión y los intercambios con China«.

«Y la seguridad la delegábamos a Estados Unidos de alguna manera», por lo que «hemos disociado las fuentes de nuestra prosperidad de las fuentes de nuestra seguridad y eso es un equilibrio inestable» y agregó que «ahora sí, ahora nos damos cuenta de que ha sido un gran error estratégico poner nuestra dependencia energética en manos de un proveedor tan poco fiable», y hoy día «no podemos ya contar con una energía barata y abundante que venga de Rusia, hay que buscar otras fuentes de suministro energético y nuestras relaciones con China hay que repensarlas» desde «esta compleja relación que implica ser a la vez rivales, socios y competidores», apostilló.

Servimedia.